Un día de pasada ví el local de Parque Patricios y me llamó la atención, yo venía buscando un taller donde poder llevar mi lancha para reparar, dentro mío pensé…este debe ser un tallercito, pero de náutica y en Capital Federal me pareció raro.

Para el mes de Mayo arreglé un sábado y fuimos hasta Avellaneda a verla, ahí charlamos un poco del tema y le sacaron fotos.

Luego nos contactamos nuevamente y de ahí comenzó un proceso que hoy llegó a su fin. Al principio no sabía como iba a quedar…yo escuchaba que decían que iban a hacerle esto o aquello pero yo quería verlo.

Pasados los meses vi los progresos pero la sorpresa fue verla terminada…y como ellos me habían dicho va a quedar como salida de astillero…o mejor.

Realmente estoy felíz y considero que cubrieron más de las expectativas que tenía.

Un saludo cordial

Gabriel Aulino